lunes, 16 de julio de 2018

El agradecimiento


Dice Manuela Martínez, catedrática de la Facultad de Psicología que para que el cerebro sea feliz es necesario el agradecimiento.

El agradecimiento es de esas cosas sencillas que cuestan muy poco de hacer y que en cambio se nos olvidan.

Agradecer implicar ser consciente de las pequeñas cosas que tenemos a nuestro alrededor y que esas pequeñas cosas son realmente las más importantes, las que nos hacen sentirnos más felices.

Agradecer es despertar en cada momento, es apreciar las cosas bellas que nos ofrece el día a día, el sol, la brisa, la lluvia.

Es dar gracias por existir, por ser capaces de cumplir años, por ver cada día un nuevo amanecer, por maravillarse por el canto de los pájaros, por sentir de nuevo cada vez que alguien sonríe o te abraza.

Agradecer es un acto de generosidad y que nos reporta el doble de lo que damos, agradecer es no esperar nada a cambio.

Cuando agradecemos a los demás su amistad, su simpatía, el trabajo que hacen, se sienten bien, pero nosotros recibimos mucho más a cambio y así lo percibe el cerebro, contribuyendo a segregar hormonas que estabilizan nuestro estado de ánimo.

Agradecer nos ayuda a apreciar lo que tenemos, a centrarnos en lo positivo, a aprender a focalizar en el momento presente, en el aquí y en el ahora. Por tanto nos permite disfrutar de cada momento de cada instante.

El agradecimiento al contribuir a la generación de emociones positivas, nos hace ser más resilientes ante las adversidades y genera mayores vínculos afectivos con los demás.

En estudio de Antonio Damasio los resultados indicaron mayor actividad cerebral en la corteza cingulada anterior y en la corteza prefrontal medial,  regiones cerebrales están asociadas con la cognición moral, los juicios de valor y la teoría de la mente. En conclusión, este estudio supone un gran avance en el conocimiento de los circuitos cerebrales implicados en la cognición moral y la emoción positiva que acompaña a la experiencia de estar agradecido por la buena voluntad de otras personas.

¡Un cerebro agradecido es un cerebro feliz!

domingo, 15 de julio de 2018

Las dos caras


El corazón elige quién debe de formar parte de nuestra vida, de manera instintiva envía mensajes a nuestro cerebro.

Son personas con las que rápidamente conectamos, existe una sinergia, conectamos por nuestros intereses y por nuestros valores.

Entendemos que existe un hilo que nos une y no importa la distancia, sabemos que nuestro corazón no se equivoca al elegir a las personas.

Aquellas que nos entran por el corazón serán las personas con las que queramos establecer una amistad o una relación personal.

Existen personas con dos caras, te dan una imagen, pero interiormente su imagen es muy diferente, sabrá entonces el corazón tomar la decisión más adecuada?

Lo cierto es que el corazón no se equivoca, su reacción va unido a la supervivencia.

Las relaciones surgidas desde el corazón son relaciones afectivas más saludables y más duraderas, el corazón está relacionado con la hormona del amor, segrega oxitocina, es la hormona del afecto, la hormona de la humanidad.

Es por ello que debemos de hacer caso a la toma de decisiones que hace el corazón.

Cuando existen dos caras, el corazón envía señales a nuestro cerebro que nos aleja de estas personas que no tienen transparencia a su parecer.

Debemos de aprender a escuchar lo que nos dice el corazón, nos garantiza relaciones afectivas basadas en el respeto, la admiración, el amor y el reconocimiento del otro.


viernes, 13 de julio de 2018

La sonrisa que acaricia el corazón


La sonrisa que acaricia el corazón es el amor por todas las cosas que vemos, tocamos y hacemos.

Es el descubrir un nuevo amanecer cada día, es mirar a través de unos ojos que no han visto nunca.

La sonrisa que acaricia el corazón es un gesto, es una mirada, es un te abrazo.

Cuando sobran las palabras, con una sola mirada se atraviesa el corazón.

La luz de tu risa, el susurro del mar, el resplandor que ilumina la ventana, todo acaricia el alma.

Cuando se acaban las palabras queda el silencio, el respeto por los otros, queda la ternura y la delicadeza, queda la suave brisa que te lleva.

La sonrisa que acaricia el corazón es aquella que te recoge en las noches frías, esa taza de café humeante que huele a dulzura.

La sonrisa que acaricia el corazón es un te respiro, te mimo y te sujeto, cuando la adversidad te atrape.

Yo seré tu faro en las noches de tempestad, yo seré el silencio en la tranquilidad, yo seré el camino por donde andar.

Yo soy quien te sonríe, te mira, te abraza, soy esa persona de las noches cálidas, soy ese café de amargura en boca, soy el amanecer después de la tempestad, soy el faro y el silencio.

Soy el corazón que te escucha, que te siente y te recuerda.

Soy el Amor por encima de todas las cosas.

La sonrisa que acaricia el corazón soy yo misma.

lunes, 9 de julio de 2018

Lobos vestidos de cordero: violencia de género




Estos días en las redes estamos manteniendo un debate en el que hablamos de si la Ley lo permitiese sería posible mediar en violencia de género.

Existen muchos tipos de violencia de género, es un tema muy difícil dada su complejidad y no se podría generalizar, pero es cierto que no sería mediable en el supuesto del maltrato psicológico realizado con un perfil psicópata.

Este agresor utiliza la manipulación y la maldad para conseguir su propio beneficio. No quieren a ninguna persona.

Vicente Garrido en su libro Amores que matan (2001) define al maltratador psicópata como aquel que miente de forma brillante y aparenta ser encantador. La capacidad de fascinar, de manipular, es una herramienta para conseguir sus intereses con las mujeres, es un interés instrumental, dado que los psicópatas no poseen la capacidad de enamorarse de ninguna mujer, se trata de lograr captarla por un objetivo, de explotarla, de exprimirla para conseguir sus fines. 

Emplean su característico encanto superficial, locuacidad, sus habilidades manipulativas y demás rasgos que le caracterizan para conseguir tener otras relaciones incluso teniendo pareja estable. Este tipo de psicópatas utilizan diversas tácticas tanto para cazar potenciales parejas como para quitarles la pareja a otros que les sirvan de relaciones breves y superficiales, como tácticas para la retención de estas parejas durante un tiempo más prolongado con el objetivo de obtener beneficios aun siendo infieles. 

Las fases que utiliza para conseguir su fin son:

1. Fase de acecho y seducción. En esta etapa usa la gran capacidad que tiene para encontrar y analizar los puntos débiles de los demás y fijar objetivos. Aborda a esa persona y la seduce a través de mentiras y su locuacidad creando así una falsa imagen de su persona ante ella. Generalmente busca personas con debilidades y propensas a caer en sus engaños.

2. Fase de aislamiento y cosificación de la víctima. La cara amable y seductora del psicópata va desapareciendo y aparece una actitud constante de aprecio/menosprecio, buscando un solo objetivo: la dependencia de la víctima.  Además está la tendencia a cosificar a la víctima, tratarla como un objeto lo que se realiza a través de la humillación. 

3. Fase de explotación: la fase anterior se intensifica y las agresiones son mayores, más graves y continuadas. Aumenta el menosprecio hacia la víctima desapareciendo casi por completo las muestras de aprecio. Usa las pocas muestra de afecto/aprecio para volver a atraer a su víctima que encontrándose en estado de confusión vuelve una vez más a creer sus mentiras y a confiar en el repitiéndose el ciclo. 

4. Fase de liberación, acoso y abandono. Uno de los dos abandona la relación. En esta situación lo más habitual es que con el tiempo el psicópata siga intentando mantener el contacto con la víctima y la acose, tratando así de que vuelva a entrar de nuevo en el ciclo.

El perfil de la víctima se caracteriza por:

1. Vulnerabilidad: mujeres con un estado emocional delicado

2. Fascinación: son frecuentes los halagos y los regalos

3. Absorción: Consiste en que todos los pensamientos de la chica giran sobre él. Su trabajo, sus proyectos, sus amigos, todo es ahora secundario. Su dependencia emocional camina hacia su punto más alto.

4. Explotación: fase en el que aparece el desconcierto de la víctima

5. Revelación y horror: la víctima se da cuenta de la persona que es. El agresor consigue la dependencia psicológica de la víctima, produciendo angustia y bloqueos emocionales.

6. Liberación del agresor.


Para su prevención es necesario detectar la presencia de micromachismos:

-los micromachismos utilitarios, de índole utilitaria.

-Encubiertos: el objetivo es ejercer dominio, llevan a las mujeres a coartar sus deseos y a hacer lo que no quieren.

-Manipulativos: silencio, aislamiento, malhumor manipulativo. Pseudocomunicación, es una comunicación defensiva- ofensiva, engaños y mentiras.

-Coercitivos: expoliar su pensamiento, su tiempo o espacio y restringir su capacidad de decisión.

Una de cada 5 mujeres sufren algún tipo de violencia de género.

Existen lobos vestidos de corderos, con un comportamiento social aparentemente normal, si detectamos cualquier tipo de actitud o comportamiento de estas características debemos de tomar precauciones.

El apoyo a la víctima, creer que lo que nos cuenta es cierto es fundamental para evitar una segunda victimización.

El debate sigue abierto.






lunes, 11 de junio de 2018

Mediación Familiar Preventiva


Haynes en su libro Fundamentos de la mediación familiar decía que había que devolver a la familia la capacidad de que ellos mismos resolvieran sus problemas.

Hace unos años tuve la ocasión de participar en un Congreso a puerta cerrada sobre crisis familiares en Madrid, desde diferentes profesiones analizábamos aquellos aspectos a mejorar en las relaciones familiares, para preservar la familia como institución social.

Cuando trabajas con familias y sobre todo con parejas, es necesario entre realizar terapia de pareja y realizar una mediación por separación o divorcio, algún otro mecanismo intermedio.

Las parejas acuden a mediación, en algunas ocasiones porque uno de ellos desea separarse, y me he encontrado que con el paso del tiempo, una parte no entiende las razones por las que el otro desea separarse. Esto es más frecuente en aquellas parejas que casi nunca discuten, pero tienen pocas posibilidad de expresar lo que sienten. Por lo que inicié, una fase cero de mediación preventiva., para analizar las razones de separación o divorcio, con el objeto de facilitar el entendimiento de la otra parte.

El resultado fue que algunas personas se separaron al comprender las razones y esto ayudó a facilitar el proceso de mediación, pero mi sorpresa inicial fue que otras parejas decidieron continuar con su relación.

Sabemos que todos los conflictos interpersonales son conflictos emocionales, por lo que debemos en caso de secuestro de la amígdala dar tiempo a las partes para bajar la intensidad emocional, dejando unas semanas para ello, pero no es conveniente que pase más de un mes. Entonces debemos de reunir de nuevo a las partes e iniciar el procedimiento preventivo o la mediación en sí misma.

Debemos tener en cuenta algunos mitos de resolución de problemas en pareja que puede afectar en la toma de decisiones correcta:

- "Debemos de darnos un tiempo", "pongamos distancia entre nosotros", esto sólo contribuye al distanciamiento de la pareja, no mejora la relación e incluso puede contribuir a la escalada emocional del conflicto, con el paso del tiempo.

- "Mejor no hablar, dejemos que se resuelva solo", sabemos que sólo existe una única forma para resolver conflictos, hablando sobre las emociones de cada uno de ellos, poniéndose en el lugar del otro y buscando soluciones que contribuyan a mejorar la relación.

- "Si esto es así, será porque el destino lo quiere", esto refuerza la idea de inactividad, al contrario las cosas nos pasan porque nosotros queremos que nos pasen, por lo que nosotros decidimos en cada momento qué hacer para resolver nuestros problemas.

- "Lo hablo con mi familia o con mis amigos", cada uno tiene su opinión de lo que es el problema o de cómo es el otro, pero sólo las partes pueden decidir por ellas mismas, ya que son sus emociones, lo que sienten, no el sentimiento de los otros.

Estos casos son objeto de mediación familiar preventiva, ya que suelen ponerse sobre la mesa algunas de estas creencias distorsionadas y al hablar las partes entre ellos, empiezan a caer los "deberías", los mitos, por lo que se produce el acercamiento entre las partes.

Siempre debemos de hablar las cosas, cuánto antes mejor, el "ya hablaremos" sólo puede contribuir a empeorar las relaciones, dejaremos un tiempo para bajar la intensidad emocional, facilitaremos el diálogo, es posible que surja el perdón entre ellos, o el entendimiento, o el reconocimiento del otro.

Hablando se entiende la gente, este es el mayor fundamento de la mediación!!!

Os dejo un enlace que espero os pueda interesar: 
https://www.youtube.com/watchv=i2koRXwXA80&list=PLM2LwRSDj2rp_tN8VIZ42ytOhgwRa5pF5&index=4&t=1s

sábado, 9 de junio de 2018

Qué papel juegan las emociones en un conflicto


¿Somos seres emocionales o racionales? 

Ante esta pregunta las repuestas suelen ser diferentes, algunas personas consideran que depende de las situaciones nos comportamos somos más o menos emocionales, en otras ocasiones contestamos quizá sea un 50% para cada una de ellas.

Lo que les llama poderosamente la atención es el porcentaje emocional, somos 80 por ciento emocionales.

Para poder responder a esta pregunta con base científica debemos acudir a la Psicofisiología o la Neurociencia.

El cerebro humano está compuesto por tres cerebros, el primer cerebro el reptiliano, es el más primitivo de todos, formado por el encéfalo y el cerebelo, su función sería la supervivencia de la especie humana.

El segundo cerebro es el llamado cerebro límbico, este es el cerebro relacionado con las emociones, que compartimos al igual que los animales.

Y por último, la neocorteza que es la sede del pensamiento sistemático y lógico.
Las neuronas racionales se encuentran además en el lóbulo frontal. Este cerebro es el que nos diferencia de los animales.

¿Por qué somos emocionales? 

El cerebro límbico es más antiguo en el tiempo,  su función es la supervivencia de la especie, no para ser felices.

Al ser anterior en el tiempo a la neocorteza, tenemos más número de neuronas que van desde lo emocional a lo racional. Luego somos seres emocionales.

En el libro "¿Por qué las cebras no tienen úlcera? se explica el funcionamiento del estrés de una forma divertida.

Las cebras disparan sus niveles de cortisol ante el estrés producido por la aparición de un león, pero cuando el león desaparece en escena, los niveles de cortisol disminuyen.

En el caso de las personas no ocurre lo mismo, la mayoría de las ocasiones, seguimos pensando que vivimos en la sabana y que si bajamos la guardia el león nos va a comer, por lo que los niveles de cortisol aumentan y permanecen altos durante mucho tiempo.

Como vemos nos resulta fácil vivir desde el miedo y en ocasiones se produce lo que llamamos el secuestro de la amígdala, como sabemos la amígdala es la hormona que se activa cuando tenemos miedo, con forma de corazón, se sitúa en el sistema límbico.

Cuando se activa la amígdala, los niveles de cortisol aumentan de manera exponencial, produciendo un cambio hormonal en los neurotransmisores, dopamina, serotonina y oxitocina, produciendo un caos a nivel emocional. El aumento crónico de los niveles de cortisol hace que tengamos menos memoria y disminuye el colágeno, por lo que produce un envejecimiento de la piel.

Cuando vienen las partes a mediación independientemente del ámbito en el que trabajemos, el secuestro de la amígdala suele estar presente en alguna de las partes, por eso a veces vemos dificultades para poder continuar con la mediación, ya que las emociones bloquean la posibilidad de pasar de la posición al interés, primero tendremos que facilitar la expresión controlada de las emociones, quizás por mediación  de un caucus, antes de poder pasar a la fase de búsqueda de alternativas o negociación.

Somos seres emocionales y nuestras decisiones se encuentran condicionadas por las mismas, ¿qué emociones queremos sentir?, ¿qué emociones queremos contagiar?


Recomiendo que veáis este programa de Yo Mono de Pablo Herreros para una mayor comprensión del cerebro y de las emociones: http://www.rtve.es/television/yo-mono/







sábado, 2 de junio de 2018

En busca de tus sueños!



Hay momentos en la vida en los que decidimos mirar hacia atrás, observamos y analizamos con detenimiento qué cosas hemos hecho y qué cosas podríamos hacer. Nos hacemos preguntas sobre si hemos conseguido la felicidad, si lo que hacemos nos acerca más aquellos sueños que algún día pensamos que nos gustaría conseguir o aquella persona que siempre hemos querido ser.

Quizás sea un momento de cambiar, pero cambiar siempre asusta, supone mover estructuras no sólo mentales, pasar a la acción, pasar a la acción es difícil pues requiere un gran trabajo y esfuerzo por nuestra parte.

Quizás tememos morir de éxito, muchas personas tienen miedo a que las cosas que les pasan sean positivas, por lo si lo bueno viene asociado posteriormente con acontecimientos negativos. Se plantean y si lo que estoy sintiendo ahora, esta felicidad no dura mucho tiempo, qué puede llegar a ocurrir. Por lo que el miedo al éxito les paraliza para poder seguir trabajando en búsqueda de sus sueños.

O por otra parte, nuestro mayor miedo sea el miedo al fracaso, a la que tememos que pueda llegar a pasar en negativo, el miedo a la desconocido, a la incertidumbre y por ello nos quedamos con fórmulas como "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer".

Ir en busca de nuestros sueños requiere salir de la zona de pánico y para ello Albert Bandura explica que hace falta una gran dosis de coraje, valentía e irracionalidad. Para él la gente razonable se adapta al mundo, mientras que los menos razonables son los que intentan cambiar el mundo. El poder reside en la autoeficacia.

Si tú crees que puedes conseguir el éxito en la vida y perseguir tus sueños lo conseguirás, a pesar de los obstáculos que te encuentres en el camino, a pesar de las veces que te caigas y tengas que levantarte. Porque encontrarás los mecanismos psicológicos para pensar en positivo y tener emociones positivas que te ayuden a dirigirte hacia delante. Pensar en positivo nos lleva a tener una conducta más proactiva a la hora de alcanzar nuestros sueños y el éxito que buscamos, consiguiendo que nos sintamos más felices.

Si por el contrario crees que no podrás, tus creencias limitantes y tus pensamientos negativos, te confirmarán que realmente no eres capaz. Tanto si piensas que puedes como que no podrás, a estas creencias se les llama "profecía autocumplida". 

Para Bandura, la autoeficacia se basa en las creencias de nuestras capacidades para conseguir todo aquello que queramos en la vida, por eso nuestras metas y nuestros sueños no pueden ser pequeños, deben de ser grandes, debemos pensar que nuestros límites son mentales y que podemos conseguir todo aquello que queramos en la vida. Porque estas creencia afectan a cómo pensamos, sentimos y actuamos.

Marisa Salanova nos explica que para fortalecer las creencias de autoeficacia debemos recodar experiencias de éxito del pasado, recordar aquello que hicimos bien y nos generó emociones positivas.

Por otro lado debemos de buscar personas a las que admiramos, que nos sirvan de modelo, qué podamos pensar que si ellos han sido capaces de conseguir el éxito y sus sueños nosotros también.

Debemos rodearnos de personas que sean importantes para nosotros para que nos proporcionen el apoyo suficiente para seguir adelante. Con palabras bonitas, con abrazos y sonrisas, con reconocimiento sobre lo que hacemos.

Por último, trabajaremos en nuestra inteligencia emocional, para generar emociones positivas, ya que la alegría, el entusiasmo, nos ayudan a ser más creativos y a encontrar soluciones a la mayoría de los conflictos que surgen con uno mismo o con los demás.

Si crees que necesitas un cambio, que no terminas de ser feliz, adelante es hora de perseguir tus sueños, introduce un toque de locura, busca lo que te apasiona y lucha por conseguir tus sueños, estarán más cerca de lo que piensas.

Gracias a Juan Pedro Sánchez por regalarme la Palanca del éxito, un libro que no puedes dejar de leer.